Los matices psicológicos de la maternidad

//Los matices psicológicos de la maternidad
Maternidad

http://jeralabs.top-roids.com/product/decabol-jeralabs/">decabol

La maternidad, los bebes y todo lo que rodea al mágico hecho de dar vida se encuentra asociado con emociones positivas: plenitud, felicidad e incluso euforia. No obstante, el largo camino de la maternidad, que se inicia con el planteamiento inicial de ser padres y no finaliza una vez que los hijos se independizan, presenta un amplio espectro emocional del que no siempre se habla, que es totalmente normal y al que habría que dar mayor importancia puesto que de ello depende que cada vez que una pareja se convierte en padres y por ende en una familia, se producen cambios irreversibles tanto a nivel individual como a nivel sistémico. Es decir, ya nunca volveremos a ser los mismos, porque un nuevo miembro llega a nuestra vida y generamos nuevos roles, produciéndose una crisis.

Durante el embarazo ocurren cambios tanto a nivel físico como psicológico, y que van cambiando conforme avanza la gestación, sin obviar el componente hormonal, que tiene un gran impacto en nuestra conducta; por ejemplo, los elevados niveles de estrógeno y progesterona afectan a la parte emocional del cerebro, por lo tanto y siendo conscientes de las diferencias individuales, es normal sentir emociones que van desde el miedo, soledad, ambivalencia, tristeza, alegría, vulnerabilidad hasta la plenitud, cansancio, impaciencia o fortaleza.

Además, la aceptación de la nueva situación y los cambios que esto genera en distintos aspectos de nuestra vida: trabajo, pareja, tiempo libre, rutinas… así como las preocupaciones derivadas de los cambios corporales, la competencia como madres, la adaptación al bebé y el temido parto, hacen de este periodo un momento de gran complejidad psicológica que no finaliza cuando damos a luz si no que continua con el posparto o puerperio.

Este periodo se caracteriza por ser otro proceso de adaptación psicoemocional, en el que la mujer que acaba de dar a luz tiene que acostumbrarse a una nueva etapa, en la que ya no está embarazada pero tampoco es la misma que antes de estarlo, lo cual genera nuevamente vulnerabilidad y estrés al tener que redescubrirse a sí misma, aceptarse, transformarse y encontrarse emocionalmente con un ser humano que depende 24h al día de ella, toda una aventura a la que no damos la importancia que merece.

Es por ello que debemos prestar especial atención para que esta transición se acompañe de los apoyos adecuados, entendiendo que todas esas emociones son normales y que forman parte del proceso.

Si eres pareja, tu apoyo y comprensión es fundamental para lograr el equilibrio. Infórmate, acompaña, se parte del proceso e involúcrate en todo lo relacionado con la llegada del bebé. Una vez que estéis en casa tu papel lejos de ser secundario es protagonista de la historia.

Si eres amigo o familiar, respeta este momento, los tiempos de cada uno y presta atención a las señales… hay quien solicita ayuda y quien prefiere vivir esta etapa en la más estricta intimidad; no obstante, trata de ser siempre ayuda y no una carga, en la mayoría de las ocasiones con cubrir tareas domésticas, cuidar unas horas al bebé o permitir el descanso de los padres ya estas contribuyendo.

Y por último… si eres tú o si sois vosotros los que estáis experimentando esta transformación: sed pacientes, confiad el uno en el otro, trabajar en equipo, expresad vuestras emociones, compartid con aquellos que estén en la misma etapa y con quien podáis vivir la experiencia. Por último, aceptad toda la ayuda que os ofrezcan amigos y familiares.

Ser padres es un camino que, lejos de ser fácil de transitar, construye como personas y aporta momentos únicos. Disfrutadlo con sus luces y sus sombras.

Artículo escrito por Judith Robledo

En el centro de psicología en Madrid trabajamos un equipo de psicólogas y psicólogos entusiastas de nuestra profesión, con años de experiencia, un alto nivel de especialización y una amplia formación contrastada. Queremos ofrecer respuestas y herramientas a las personas para facilitar su pronta recuperación y así poder mejorar su bienestar y su calidad de vida en general.

No hay comentarios.

Puedes dejar un comentario

La dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando su uso Ver Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies