Psicópata vs sociópata

//Psicópata vs sociópata
psicópata vs sociópata

¿Cuantas veces hemos visto una película de miedo en la que salía un psicópata? Seguro que en todas estas películas este tipo de personajes tenían una forma similar de comportamiento en la que siempre terminaban matando o mutilando a sus víctimas sin ningún remordimiento y como comúnmente se suele decir “con cara de loco”. Una persona psicópata tiene ciertos rasgos muchos más específicos que no necesariamente van a provocar que asesinen a alguien.

Hoy en día se ha comprobado que no solo existe la figura del psicópata sino también la del sociópata pero la diferenciación de estos dos términos se ve dificultada a causa de este tipo de películas. Tanto la psicopatía como la sociopatía son dos trastornos con una serie de similitudes pero que con el paso de los años han ido aumentando sus diferencias.

¿Cómo es un psicópata?

Un psicópata es una persona con un trastorno de la personalidad de base que no ha desarrollado una conciencia ni hábitos de respeto por las leyes y las normas, que le llevan a cometer actos mal vistos por la sociedad dificultando una socialización normal. Algunos pueden estar perfectamente adaptados al medio en que viven, a demás se sabe que tienen menos miedo que las personas de su entorno, lo que les facilita llevar a cabo actos ilegales.

La conceptualización actual de la psicopatía se fundamenta en gran  medida en las observaciones de H. Cleckley y R. Hare en su libro La máscara de la cordura: el psicópata se caracteriza por la falta de empatía y de sentimiento de culpa, así como de su egocentrismo y tendencia a la mentira y la manipulación. En contraposición los sociópatas se asocian en mayor medida a aspectos constitutivos del trastorno antisocial de la personalidad.

Según las clasificaciones de Cleckley y Hare un psicópata se define por los siguientes rasgos:

Falta de empatía: un psicópata no tiene capacidad para comprender el estado mental de las personas y mucho menos ponerse en su lugar, lo que a su vez hace que no tengan remordimientos de sus actos. Algunos estudios han demostrado que si que tiene cierta capacidad de empatizar pero la habilidad de poder activarla a su voluntad, por lo que como Simon Baron-Cohen afirmó, los psicópatas tienen una empatía cognitiva no emocional. Este déficit está relacionado con una menor activación en el córtex fusiforme y en el extrestriado relacionado con el reconocimiento de caras.

Egocentrismo y narcisismo: el egocentrismo es la incapacidad para asumir cono ciertos o validos los puntos de vista ajenos al propio, un aspecto muy relacionado con la característica anterior. El narcisismo significa, a su vez, que se consideran superiores a todo el mundo y, por lo tanto, los mejores en todo.

Encanto superficial: son personas encantadoras socialmente, con muy buenas habilidades. Como ejemplo definitorio de este rasgo tenemos el caso de Ted Bundy que seducía a sus victimas para ganárselas e incluso enamorarlas antes de matarlas.

Pobreza emocional: las alteraciones cerebrales de este tipo de sujetos provocan que el rango de sus emociones sea limitado; un ejemplo característico de esto, ya mencionado anteriormente, es que sienten menos emociones negativas, en especial el miedo.

Conducta antisocial y delictiva: son personas que abusan de sustancias, han sido encarceladas, han cometido violación o pederastia, etc. Esta predisposición al delito puede verse desde la infancia, al igual que los sociópatas, con conductas como el robo.

Dificultad para aprender la experiencia: sucede por las alteraciones de conexión entre el córtex prefrontal y la amígdala, relacionadas con las funciones ejecutivas de aprendizaje. Otra explicación podría ser la presencia de bajos niveles de serotonina y cortisol relacionados con el condicionamiento aversivo.

Impulsividad: causada por hipofunción de la corteza frontal combinada con los bajos niveles de testosterona y serotonina reduciendo así el autocontrol.

Manipulación: es una de la característica mas frecuente de los psicópatas a pesar de no mostrar algunos de los rasgos nombrados con anterioridad.

Predisposición al aburrimiento: sus alteraciones biológicas, sobretodo las relacionadas con la impulsividad, provocan que sean personas que necesiten una estimulación continua para no aburrirse.

¿Como es un sociópata y en qué se diferencia del psicópata?

Los sociópatas, a diferencia del psicópata, no han nacido con este trastorno. Un sociópata puede formarse, en el caso de un niño o adolescente, en un ambiente muy negativo en su hogar: pautas de educación disfuncional, abusos sexuales o traumas severos en la infancia. Este sería el caso de Beth; a pesar de ser tratada en las redes sociales como niña psicópata es en realidad una sociópata que sufría de abusos sexuales por parte de su padre desde muy pequeña. Con tratamiento se fue desarrollando adecuadamente como una persona normal.

A diferencia del psicópata el sociópata es una persona más impulsiva, presentan también dificultades para formar una relación de apego, pudiendo llegar a crear apego con personas con sus mismos ideales. A diferencia de los psicópatas estos llevan una vida normal, camuflándose muy bien entre las personas que constituyen el mundo exterior.

Son personas que si cometen un comportamiento criminal lo llevan a cabo de manera impulsiva y no planificada; al contrario que el psicópata, que es consciente en todo momento de lo que está haciendo, e incluso planifica sus actos antes de cometerlos. Lo cierto es que no tienen por qué ser violentos. No es una característica necesaria para ello aunque en las películas nos quieran hacer pensar que si.

Como punto final, y rasgo más diferenciador entre ambos términos, un psicópata nace debido a todas las modificaciones biológicas cerebrales producidas desde su concepción, en cambio un sociópata se va formando debido a los atributos socializadores, ya sea como consecuencia de una crianza negligente por parte de los padres o algún trauma que le ha llevado a comportarse así.

¿Cuántas veces habéis sido manipulados por una persona de vuestro entorno y que os ha hecho daño psicológico sin que sienta remordimiento alguno? ¿Es posible que estemos rodeados de más psicópatas o sociópatas de los que pensamos? quizás una persona cercana a ti o un familiar podría serlo.

Artículo escrito por Ana Queipo

En el centro de psicología en Madrid trabajamos un equipo de psicólogas y psicólogos entusiastas de nuestra profesión, con años de experiencia, un alto nivel de especialización y una amplia formación contrastada. Queremos ofrecer respuestas y herramientas a las personas para facilitar su pronta recuperación y así poder mejorar su bienestar y su calidad de vida en general.

No hay comentarios.

Puedes dejar un comentario

La dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando su uso Ver Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies