las habilidades sociales se aprenden

¿Qué son las habilidades sociales?

Las habilidades sociales son un conjunto de estrategias o formas de expresión que te ayudan a conseguir un objetivo: informativo, mantener una amistad, expresar tus emociones, expresar tu desacuerdo…

Las habilidades sociales se adquieren mediante el aprendizaje, es decir, las personas no nacemos con una forma de ser y de comportarnos, sino que esto lo vamos aprendiendo a lo largo de nuestra vida y por tanto, estamos abiertos al cambio.

Desde pequeños estamos relacionándonos con otras personas en los diferentes ámbitos de nuestra vida, y vamos aprendiendo una serie de normas y reglas de comportamiento en los diferentes contextos y situaciones que rigen nuestras relaciones sociales.

Cuando adquirimos una serie de habilidades sociales básicas, éstas nos pueden ser muy útiles a la hora de manejar o resolver los posibles problemas que van apareciendo en nuestra vida cotidiana.

¿Qué responderías si alguien te pregunta en qué eres habilidoso?

Seguro que enseguida pensarías en alguna cosa que se te da bien hacer o en lo que eres muy bueno ¿no? Se puede ser bueno pintando, cocinando, realizando manualidades, en matemáticas, corriendo… pero también relacionándonos con los demás.

¿Cómo sabemos que somos buenos relacionándonos con los demás?

Somos buenos relacionándonos, cuando nos encontramos ante una situación determinada y emitimos las conductas apropiadas, al relacionarnos con otra u otras personas de manera satisfactoria y efectiva, expresando adecuadamente nuestros sentimientos, deseos, opiniones, derechos… de modo acorde a esa situación concreta, respetando a la vez esas mismas conductas en los demás.

¿Cuándo somos habilidosos socialmente?

Somos habilidosos socialmente cuando con lo que decimos y lo que hacemos somos capaces de expresar nuestros sentimientos, deseos, opiniones, derechos… en una situación específica.

En definitiva, ejemplos de habilidades sociales son : saber iniciar una conversación, saber mantenerla, saber hacer cumplidos a los demás, saber recibirlos, saber defender nuestros derechos, saber pedir cosas, saber rechazar peticiones, saber hacer y recibir críticas, saber expresar lo que nos molesta, nos desagrada o lo que nos enfada…

¿Qué ocurre cuando tenemos déficit en habilidades sociales?

La carencia en habilidades sociales puede influir de forma negativa en la percepción que otras personas tienen sobre nosotros, no saber cómo relacionarnos con los demás, puede llegar a generarnos conflictos y malos entendidos en nuestras relaciones interpersonales, incluso nos podemos sentir aislados y rechazados por los demás, lo que con el tiempo afectará a nuestra autoestima.