Neuropsicología

La función del neuropsicólogo

¿Qué es la neuropsicología?

Es la rama de la psicología que se ha especializado en el funcionamiento del cerebro y en los procesos cognitivos y mentales que se producen a ese nivel.

El neuropsicólogo, por tanto, ¿Qué es? ¿Qué problemas o dificultades trata?

El neuropsicólogo es un psicólogo que se ha especializado en el funcionamiento del cerebro y en los procesos cognitivos de las personas. Estos procesos cognitivos van desde la atención a la memoria, el aprendizaje, la percepción, lenguaje, el pensamiento, o las funciones ejecutivas entre otros.

Pero no solo se ha especializado en estos procesos, sino también aborda los problemas emocionales o de conducta que pueden surgir tras un daño cerebral.

Su principal cometido es ayudar a que las personas recuperen y mantengan buenas habilidades para la vida diaria, que ayudan a que su calidad de vida sea mucho mejor.

Entonces, ¿Quienes acuden a un neuropsicólogo?

Al neuropsicólogo puede acudir cualquier persona que haya sufrido un daño cerebral tanto de nacimiento como sobrevenido (después de nacer). Hablamos de un ictus, un traumatismo craneoencefálico, epilepsias, o con demencias (Alzheimer, Parkinson, ect) entre otros.

También quienes presentan alguna dificultad, como por ejemplo que se les olvidan cosas o que “piensan mas lento que antes”, y que piden una evaluación para descartar posibles patologías.

¿Cómo actúa un neuropsicólogo?

Actúa como cualquier psicólogo. Por norma general se suele hacer una entrevista preliminar con el paciente y/o sus familiares para conocer porque acuden a consulta. Posteriormente se realiza una o varias sesiones de evaluación y se diseña un plan de tratamiento consensuado tanto con el paciente como con los familiares. Y claro, se comienza el tratamiento.

¿En qué consiste el tratamiento?

Depende de las dificultades o déficits del paciente. Cada tratamiento es personalizado, en función de las necesidades de cada cual; no hay dos personas iguales, por lo que no hay dos tratamientos iguales.

Normalmente se suele actuar sobre los problemas que limitan más la vida cotidiana y/o sobre procesos que se consideran básicos (como la atención o la memoria). Por ejemplo, con un paciente se puede empezar a tratar y mejorar la memoria a medio plazo para posteriormente enseñarle otra vez a leer, mientras que en otro caso primero se le enseña a leer para después potenciar su toma de decisiones.

Este tratamiento se lleva a cabo a través de ejercicios. Estos ejercicios implican a uno o a varios procesos mentales, y van desde el nivel más básico al más alto, dependiendo en todo caso de la situación de cada persona. Cada ejercicio debe estar adaptado a cada caso particular, por lo que el profesional debe saber muy bien que procesos quiere potenciar o trabajar en cada momento y con qué nivel de dificultad.

Un ejemplo de ejercicio es el tachar figuras en una hoja; este consiste en presentar una hoja con figuras diferentes (desde figuras geométrica a letras o cosas), pidiéndole a la persona que tache las repetidas o bien los animales que vea. Con este tipo de ejercicio se puede trabajar muchos procesos, desde la atención y el rastreo visual (buscar con la mirada en la hoja), a la memoria y el lenguaje (distinguir letras o animales).

Otro ejemplo de ejercicio que se realiza en consulta, y que tiene más dificultad, es presentar situaciones al paciente que requieran una solución. Se le puede plantear desde “no hay leche en la nevera, ¿Qué hacemos?” hasta “tenemos un fin de semana libre, planifica que te apetece hacer”. Este tipo de tareas aborda el análisis de situaciones, la planificación y la toma de decisiones. Se trabaja con la persona para que analice que sucede, que posibles soluciones hay, que implicaciones tienen, analizar cuál es la mejor solución, y planificar su aplicación. A este respecto, uno de los ejercicios que suele gustar a la gente consiste en hacer una receta de cocina (de la más sencilla a más elaborada); aunque no lo parezca, es una actividad que implica muchos recursos y habilidades cognitivas.

Todos estos ejercicios necesitan esfuerzo y dedicación, por lo que siempre se mandan tareas para hacerlas en casa, ya que es fundamental que se trabaje todos los días para mejorar. Este trabajo en casa depende de las circunstancias de cada persona, y de la ayuda de los familiares.

Has hablado varias veces de los familiares, ¿Por qué?

Los familiares son fundamentales. Además, un neuropsicólogo no solo trata a los pacientes, sino también está para ayudar a los familiares.

Hay que entender que estos reciben una gran carga cuando una persona sufre un daño cerebral, ya que en muchos casos tienen que cuidarla, atenderla y estar pendiente 24 horas al día. Muchas veces los familiares no saben qué le sucede al paciente y porque actúa de esa manera, o sufren los problemas de conducta que a veces aparecen.

Es por ello que una de las labores importantes del neuropsicólogo es apoyar a la familia. Este apoyo va desde explicar por qué la persona se comporta así, a escucharles y servir de vía de alivio de la presión y cansancio que se sufre cuando hay que estar 24 horas atendiéndole.

Los familiares son, en la gran mayoría de casos, los que traen a las personas a consulta porque han detectado los problemas o dificultades. Y son los que ayudan en casa para que se realicen las actividades mandadas.

Se ha hablado mucho de ejercicios para recuperar procesos o habilidades, pero las personas que sufren una demencia ¿en qué se pueden beneficiar?

Desgraciadamente no hay un tratamiento que haga que estas personas mejoren o recuperen lo que han perdido, ya que están inmersas en un proceso degenerativo. Pero lo que sí se puede lograr es que ese deterioro vaya más lento y que ganen tiempo y, sobretodo, calidad de vida.

Artículo escrito por Rafael Escalera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>