suerte o querer es poder

¿Es suerte o querer es poder?

¿No os ha pasado alguna vez que conocéis a alguien que siempre tiene suerte? Qué curioso, siempre está contento, siempre encuentra trabajo, siempre tiene cosas que hacer, siempre le sale algún proyecto nuevo… ¡jolín! y pensamos: ¡Qué suerte tiene siempre! ¿Por qué no me pasarán a mí esas cosas? Pues amigos, si pensamos que lo único que tiene es suerte tenemos un problema, la suerte en la vida no viene sola.

¿Y cómo podemos mejorarla entonces? ¡Pues nada más y nada menos que con el maravilloso poder de nuestra mente!

Pues sí, la mayor parte de las veces no encontramos solución para todos los problemas, ni obtenemos respuestas para todas nuestras preguntas, ni remedios para todos nuestros males, pero sí podemos sentirnos bien a pesar de los que nos pase.

¿Sabías que? Los pensamientos determinan el estado de ánimo, de manera que cuando son positivos nos sentimos bien y al contrario, nos hacen sentir mal. De algún modo atraemos, como si de magia se tratase, el tipo de situaciones que nos permiten seguir manteniendo nuestros estados de ánimo más frecuentes, aquellos a los que estamos acostumbrados. Es como si la vida nos hablase y nos dijese: “eh tú, a ti, sí… a ti que te encanta estar contento/triste, vamos a regalarte unas pocas experiencias más que te hagan sentir tan bien/mal”. Al fin y al cabo como nos sintamos no sólo es agradable o desagradable, sino que determina la calidad de las experiencias que conforman nuestra existencia, por eso es tan importante.

Pero por suerte no es magia, somos nosotros y nuestra forma de pensar, de ver las cosas, de interpretar el mundo, de sentir y de actuar en consecuencia. De repetir y repetir hasta que forma parte de nosotros.

Nos sentimos según pensamos y como tal actuamos y si me veo siempre actuando de una manera determinada, se refuerza mi manera de pensar y por tanto lo que siento se hará cada vez más potente. Estamos siguiendo un mismo patrón de funcionamiento, que además llevamos aprendiendo y consolidando toda la vida. Pero fíjate que buena suerte tenemos, los pensamientos son nuestros y los podemos modificar, por muy difícil que parezca.

Debemos ser conscientes del papel que nosotros mismos jugamos en nuestra existencia, en nuestros éxitos y fracasos, en nuestras alegrías y penas, ya que muchas veces se nos olvida.

suerte o querer es poder

El estilo de pensamiento que cada uno tenemos ante un determinado problema puede ser muy distinto: “seguro que no lo consigo”, “no voy a poder con ello”, “no puedo hacer nada para superarlo”, “y si me vuelve a pasar y no lo controlo”, “tengo que controlarlo todo”, “todo tiene que salir perfecto”, “si no hago esto o lo otro seguro que no lo consigo”, “esto no lo vuelvo a repetir, la última vez que lo hice me sentí fatal”, “si me ha pasado una vez, me va a pasar siempre”.

Estos son ejemplos de nuestra manera de pensar; normalmente creemos que lo que sentimos o lo que hacemos se debe directamente a la situación en sí, pero NO, se debe a lo que pensamos, a lo que nos decimos acerca de esta. De ahí surgen las depresiones, ansiedades, fobias, angustias y en definitiva los problemas psicológicos. Cuando esos pensamientos son negativos, frustrantes, exagerados, catastrofistas, anticipatorios de dificultades… hacen que nos sintamos tan mal, tan mal que confirmamos nuestras creencias y tendemos a repetir y repetir, convirtiéndolas en verdades absolutas; la consecuencia es que nosotros mismos aprendemos a utilizar estos mecanismos tan bien, tan bien que terminan por dominar nuestra forma de enfrentarnos al mundo, lo que acabará provocando un gran malestar físico y psicológico.

PODEMOS SENTIRNOS BIEN A PESAR DE NUESTRAS CIRCUNSTANCIAS, O PODEMOS DEJARNOS LLEVAR POR ELLAS.

Mª Jesús Álava Reyes

Muchas veces no somos conscientes de lo importante que es cómo nos decimos las cosas, no nos damos cuenta de que los mensajes que emitimos no sólo los enviamos a otras personas, sino que también tienen repercusión en nuestro cerebro, en nuestras conexiones neuronales y en consecuencia en nuestras creencias y forma de actuar.

El lenguaje no sólo lo usamos para comunicarnos con los demás, sino también para hablarnos a nosotros mismos en forma de diálogos internos; así que debemos aprender a hablarnos bien, a no ser nuestros peores críticos.

¡Ojo! Esto no quiere decir que siempre tengamos que estar perfectos, alegres y felices, desde luego que hay situaciones que van a hacernos sentir mal y debemos ser capaces de superarlas y de no mantenernos en un constante estado de infelicidad e insatisfacción.

No te preocupes si no has conseguido algo, llévate lo que has aprendido en el proceso y no lo que has sacado como resultado del mismo. Vivir es muchísimo más que obtener resultados. Inténtalo de nuevo o hazlo de otro modo.
Así que ya lo sabes, la suerte está en tus manos, busca tu boleto ganador y no esperes a que te toque. Vive la vida que quieres vivir, arriésgate, muévete, prueba y no te canses de intentarlo. No esperes sentado a que te pasen cosas buenas, levántate y búscalas por ti mismo.

Artículo escrito por Alejandra González

13 comentarios sobre “¿Es suerte o querer es poder?

  1. Enhorabuena por el artículo, me ha encantado. Es cierto lo que la autora dice, en función de qué estamos pensando así nos vamos a sentir. Como muy bien dice, si estamos continuamente repitiéndonos frases como las comentadas y sin darnos cuenta muchas veces lo hacemos, ¿cómo nos vamos a encontrar a gusto? ¿cómo vamos a poder hacer las cosas si partimos de ideas que nos garantizan que no podemos?. Todo esto me ha hecho reflexionar, y me ha encantado la conclusión que podemos extraer del artículo “Si somos nosotros los que provocamos estos estados, también somos nosotros quienes podemos cambiarlos” “QUERER ES PODER” luego depende de nosotros el tener suerte o no tenerla. “EL QUE BUSCA ENCUENTRA” y una buena forma es intentarlo y no esperar sentado para ver si las cosas cambian por sí solas. ¡¡¡FELICIDADES POR APORTAR ESTAS IDEAS!!!

  2. Muchas gracias por el artículo, me ha parecido muy interesante. Estoy de acuerdo con la autora en que a veces las cosas son difíciles, pero somos nosotros mismos quienes con nuestros patrones de pensamiento las hacemos aun más complicadas. Así que, ¿por qué no decidir querer?

    Muchas gracias de nuevo, e intentaré ponerlo en práctica.

  3. No podría estar más de acuerdo. La suerte es el clavo ardiendo al que se agarran los pesimistas. En la vida, todo lo que nos pasa tiene una parte positiva, y es justo la que nos tenemos que guardar y no olvidar. Es lo que nos hará más felices. Aunque a veces cueste, hay que intentarlo. Hay que ser positivos j****!
    Gran artículo Alejandra, dosis de optimismo en vena. Esperando ya el siguiente!
    Un saludo, Javi.

  4. Me ha encantado el artículo; me parece muy adecuado el enfoque de la autora, ya que con ejemplos prácticos dela vida cotidiana pone de manifiesto el poder de nuestro estilo de afrontamiento en la vida; es complicado ponerlo en práctica, pero se intentará.
    Enhorabuena a la autora por este buen artículo.

  5. Muy buen artículo, me ha encantado,la verdad es que nos convertimos en lo que pensamos,si tenemos pensamientos positivos tarde o temprano repercutirá en nuestras vidas personales.
    El enfoque q la autora ha dado no podía ir mejor encaminad,enhorabuena.
    Seguiré leyendote.

  6. Yo siempre encuentro aparcamiento en la puerta de donde voy. Solo suerte? No, desde luego. Yo voy hasta la puerta con el coche, y si no hay sitio vuelvo a dar otra vuelta. Y si no veo sitio, voy por la calle de al lado y vuelvo a la puerta. Al final, siempre se va alguien y yo aparcó. Y mi mujer me dice: macho vaya suerte…

    Sí, algo de suerte hay. Pero si a la primera de cambio hubiera ido mas lejos a lo cómodo. Su no hubiera vuelto a intentarlo. Si no perseverara en la creencia que iba a encontrar un sitio bueno… Nunca tendría suerte. Así que la suerte se busca. Cuanto mas la busques mas la encuentras. Cuanto mas te esfuerzas, mas la tienes. Cuantas mas veces te levantas tras haber caído mas veces te salen las cosas. El ejemplo del coche es como el de la vida. La suerte hay que pelearía. Y, como dice el artículo, querer tenerla es acercarse a ella. Querer es poder. Muy buen artículo.

  7. Totalmente de acuerdo con el artículo y además viene fenomenal que de vez en cuando alguien nos recuerde todo eso.
    Enhorabuena a la autora.

  8. Muy de acuerdo, no creo que sea la suerte la encargada de que se presenten ciertas oportunidades en la vida, sino el afan de encontrarlas, y el grado de satisfaccion que te provoquen los resultados, dependen 100% de nuestro concepto de conformismo.. Como la autora bien ha dicho, el estado de animo puede depender de todo esto, pero sin duda nunca esta de mas un golpe de vez en el que pararte a pensar en que hemos podido hacer mal y aprender de ello, por esto, cuando me sienta mal, en vez de lamentarme, intentare sacar lo mas positivo de ese momento, pudiendo llevarme una experiencia que refuercen mi persona. Muy interesante este articulo

  9. Muchísimas gracias por vuestros comentarios. Me alegro mucho de que os sirvan estas palabras, la verdad es que la vida es mucho más sencilla y agradable cuando la miramos con buenos ojos y cuando no esperamos a que las cosas ocurran. Ya sabemos que tenemos que decir cuando nos digan que tenemos mucha suerte, como vosotros bien habéis dicho, somos nosotros quienes nos acercamos a ella! Pensemos en positivo y de ese modo siempre sacaremos provecho de aquello que nos pase, cuanto más lo hagamos más fácil nos resultará seguir haciéndolo, se convertirá en parte de nosotros, que es de lo que se trata! Sonreír todo lo que podáis y disfrutar mucho, que la vida es maravillosa! Querer es poder y el que la sigue la consigue. Un abrazo a todos los que estáis ahí.

  10. Excelente articulo, con solo leerlo ya me hace cambiar mis pensamientos en una mañana de Lunes oscura y fría. Aunque este tipo de cosas las sepamos siempre nos viene muy bien que nos recuerden sobre todo en ciertos momentos como cambiar nuestra actitud y nuestra forma de tratarnos a nosotros mismos y por consiguiente a los demás.
    Mis felicitaciones a la autora y gracias; me has echo levantar el animo.

  11. Que razón tiene el articulo y creo que todo el mundo ha experimentado buenas rachas apoyadas por una mentalidad positiva y al contrario. Lo dificil en mi opinión es tener presente en tu cabeza lo que la escritora defiende y no caer algunas veces en pensamientos de suerte o mala suerte, coincidencias, etc..
    Felicidades a Alejandra y todos los que puedan seguir sus consejos.

  12. 100% de acuerdo, me ha encantado el artículo. Un buen puñado de verdades que pueden ayudar a mucha gente. Gracias por tanto positivismo en tiempos complicados para mucha gente. “Querer, es poder”.

  13. Me ha encantado el artículo.Me ha hecho reflexionar y pensar en mis propias experiencias.Yo soy de esas personas a las que los demás denominan “con suerte” o mira esa, “ha nacido con estrella”.Nunca me había parado a pensar en ello,pero la verdad es que me identifico bastante con esa forma de vida.Parece que he pensado en positivo su bacón fuente mente.Animo a todos a tomar nota del articulo y a ser una persona “con estrella”.Saludos

Los comentarios están cerrados